dimarts, 29 de març de 2016

TRES PINTORS NORD-AMERICANS DE LES ACABALLES DEL SEGLE XIX

Són tres pintors increïbles: CHURCH pertany a l’anomenada Escola del Riu Hudson i és un dels paisatgistes més reeixits de tots els temps. Com podreu comprovar en les tres mostres que penge en aquesta entrada, té un estil romàntic que recorda a Turner, en la creació d’atmosferes vaporoses. HOMER és un pintor naturalista reconegut arreu del món per la seua força expressiva. WHISTLER és impressionista i destaca com a retratista, en particular, és famós el retrat que li va fer a la seua mare.
CHURCH:
HOMER
WHISTLER

dimecres, 23 de març de 2016

UN POEMA D'AHIR I UN ALTRE D'AVUI

Dos poemes: el primer, va ser escrit quan tenia 15 anys i forma part del llibre “La quinta soledad”; el segon, als 50 anys, i pertany al poemari “Otras voces”.
“DICIEMBRE PASA…”
Diciembre pasa, diciembre muere.
Entre las hojas secas,
yo quiero tocar tu pelo
mojado por la fina lluvia
que se estremece con el viento de la tarde.
La tarde pasa, la tarde muere.
Sobre las nubes del ocaso gris
quisiera verte temblando y sin hablar,
escapándose de tus labios la brisa
llena de calor que tu cuerpo
creó para el desesperado que día tras día
te espera en el camino
del llanto, de la amargura y del frío.
¿Dónde estás? Si mis sueños te crearon,
¿por qué perturbas mi razón?
Si no existes, ¿por qué te espero?
¿Por qué sigo soñando en tu sonrisa irreal?
¿Por qué siento el fuego de tus besos,
todas las noches, tan cerca?
¿Por qué no huyes, sombra informe,
si solo eres una esperanza inalcanzable?
¿Por qué sigues dentro de mí,
si no eres más que una figura creada
por una mente trastornada
para calmar su dolor?
¡Vete de mí! Ya no quiero seguir soñando,
ya no quiero seguir esperando tu dulce aliento,
tu bello cuerpo moldeado por mis manos en la oscuridad.
CANSANCIO
Tienes un origen remoto,
tu respirar profundo me causa una inquietud
que no osaría definir, lo ignoro
todo de ti y sospecho que me buscas.
No digo que estés a punto. A menudo
presiento que te mueves lejos, muy lejos,
pero intuyo que aspiras a permanecer bien cerca
de esa soledad que me has adivinado.
Sería fácil creer que sin palabras
nos decimos aquello que otros no aciertan a expresar,
después de muchos años de hablar y de intentarlo.
Sería fácil mentir y muy difícil engañarnos.
Nada te une a mí. De donde procedes,
otras voces vinieron algunas veces a proclamar
que unas manos podrían acariciarme,
si llegara el día en que me sintiera profundamente hastiado.
Ya ves que no me hago ilusiones.
Hubo un tiempo en que la vida y sus conjuros
me ofrecieron una dicha sin cansancio, y ahora sólo creo
en aquel fulgor que sobrevive a la fatiga.