divendres, 28 de maig de 2021

"DESAMPARO", DE "OTRAS VOCES"

Cuando alguien se pierde en la noche,
qué solo se siente si nadie lo busca.
No puede imaginarse mayor desamparo
que esa inaudita precipitación al vacío.

Desde la caverna se escuchan voces
conocidas yendo a sus asuntos diarios.
Todo sigue igual, no cesa esa rutina
que nunca se detiene ante nada.

A pesar de esto, aquel que se ha perdido
piensa que es pronto para abandonar
y no renuncia a reencontrar el camino,
a proseguir el curso de sus propios errores.

Así, cuando por fin ve la luz, intenta
de nuevo compartir con los otros
su lugar en el mundo y sin rencor perdona,
pues necesita todo ese amor que le niegan.

divendres, 21 de maig de 2021

"TIERRA", DE "OTRAS VOCES"

A Amparo Jurado

Acaricio la tierra y me gusta respirarla,
cuando la lluvia se filtra entre las ramas
de esta vieja encina que nunca desfallece
y sobrevuela el tiempo y sus derrotas.

Adoro esta tierra mojada y todo aquello
que ha ingeniado el hombre para llevar agua
a sus campos, como esta abandonada noria
y la acequia que discurre bajo el suelo.

Cerca del río, entre los juncos, unas garzas
gruñen mientras buscan su alimento, y yo,
pegado a tierra, vislumbro nuevos vuelos
que nadie me niega pues estoy solo.

Es tan íntima esta tierra que la escondo
en un rincón oculto de mi anatomía,
y así la amo, con la mirada hacia dentro,
para que nadie pueda robarme su secreto.

divendres, 14 de maig de 2021

"NOCHE", DE "OTRAS VOCES"

Noche invernal de múltiples presagios,
bien sabes cómo he aprendido a estimar
ese abrigo que generosamente me ofreces,
cuando penetro en tu fecunda oscuridad.

La noche en que habito me habita
y así suelo decir que todo es noche.
Una noche que alimenta mis silencios
y los llena de palabras que se yerguen.

Acaso no sea mucho, pero a veces basta
con saber que siempre hay un nuevo poema
aguardándome y que en la noche postrera
nadie podrá negarme la última palabra.

divendres, 7 de maig de 2021

UN POEMA D'AHIR I UN ALTRE D'AVUI

Dos poemes: el primer, va ser escrit quan tenia 15 anys i forma part del llibre “La quinta soledad”; el segon, als 50 anys, i pertany al poemari “Otras voces”.
“DICIEMBRE PASA…”
Diciembre pasa, diciembre muere.
Entre las hojas secas,
yo quiero tocar tu pelo
mojado por la fina lluvia
que se estremece con el viento de la tarde.
La tarde pasa, la tarde muere.
Sobre las nubes del ocaso gris
quisiera verte temblando y sin hablar,
escapándose de tus labios la brisa
llena de calor que tu cuerpo
creó para el desesperado que día tras día
te espera en el camino
del llanto, de la amargura y del frío.
¿Dónde estás? Si mis sueños te crearon,
¿por qué perturbas mi razón?
Si no existes, ¿por qué te espero?
¿Por qué sigo soñando en tu sonrisa irreal?
¿Por qué siento el fuego de tus besos,
todas las noches, tan cerca?
¿Por qué no huyes, sombra informe,
si solo eres una esperanza inalcanzable?
¿Por qué sigues dentro de mí,
si no eres más que una figura creada
por una mente trastornada
para calmar su dolor?
¡Vete de mí! Ya no quiero seguir soñando,
ya no quiero seguir esperando tu dulce aliento,
tu bello cuerpo moldeado por mis manos en la oscuridad.
CANSANCIO
Tienes un origen remoto,
tu respirar profundo me causa una inquietud
que no osaría definir, lo ignoro
todo de ti y sospecho que me buscas.
No digo que estés a punto. A menudo
presiento que te mueves lejos, muy lejos,
pero intuyo que aspiras a permanecer bien cerca
de esa soledad que me has adivinado.
Sería fácil creer que sin palabras
nos decimos aquello que otros no aciertan a expresar,
después de muchos años de hablar y de intentarlo.
Sería fácil mentir y muy difícil engañarnos.
Nada te une a mí. De donde procedes,
otras voces vinieron algunas veces a proclamar
que unas manos podrían acariciarme,
si llegara el día en que me sintiera profundamente hastiado.
Ya ves que no me hago ilusiones.
Hubo un tiempo en que la vida y sus conjuros
me ofrecieron una dicha sin cansancio, y ahora sólo creo
en aquel fulgor que sobrevive a la fatiga.