divendres, 26 de març de 2021

"ENSEÑANZA", DE "OTRAS VOCES"

Hay un final ingrato para cada orgullo,
una lacerante humillación cerniéndose
sobre todo aquel que un día se ufanó
de ser más fuerte y malicioso.

Siempre hay una derrota en espera
y a su tiempo toda cabeza se inclina
hacia el suelo para mirar muy abajo,
en señal de duelo por uno mismo.

Nada tememos tanto como ser nosotros
quienes suframos las afrentas,
pues por mucho que se diga sólo aprendemos
si la herida se abre en nuestro cuerpo.

Y así la vida nos enseña crudamente
las distintas maneras de sufrir en silencio,
porque toda experiencia del dolor
es también un modo de estar solo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada