divendres, 29 de novembre de 2013

"RESENTIMIENTO", DE "OTRAS VOCES"

Hoy sin nostalgia puedo decir que un día
creí en mi inocencia, al convertirse
el mundo entero en un lugar desapacible.
Suele ocurrir que tanta adversidad
no se sufra en vano, pues es fácil atribuir
el hecho de sentirse solo y hastiado
a una injusticia deliberadamente infligida
por algo o alguien que no nos quiere,
y así nuestra pureza se eleva hacia lo alto,
hasta llegar a ese punto donde uno se siente
con más derecho que nadie a lamentarse.

Hoy sin nostalgia puedo decir que un día
fui niño y me sentí terriblemente perdido,
y no es suficiente el tiempo transcurrido
para cerrar la herida que todavía sangra,
porque estoy vivo y hay mucha vida
en ese espacio inaugural donde sin aviso
tomé conciencia del dolor y el atropello,
que a partir de una primera convulsión
se esparcieron por todas partes y ya nunca
dejaron de atormentarme con el látigo
de la iniquidad y el yugo de la muerte.

Hoy sin nostalgia puedo decir que un día
sufrí antes de tiempo y eso nunca
lo podré olvidar porque me duele,
como si aquel resentimiento primero,
que se apoderó de mí muy temprano,
valiera más que cualquier otro y ya nada
pudiera ser tan grave como la afrenta
padecida cuando sólo había preguntas,
como si mis ojos sólo pudieran mirar
con los ojos de aquel niño que creció
descubriendo poco a poco las respuestas.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada